Menu principal
Inicio
Presentacion
Viloria de Rioja
Historia de Viloria
Santo Domingo de la Calzada
Fiestas y Costumbres
El Camino de Santiago
IX Centenario
Galeria de Fotos
Video de Danzas
Video Iglesia
Buscar
Enlaces
Videos especiales
Ganaderķa

La Ganadería

 

 

         Si la agricultura ha sido y es el principal medio para asegurarse un futuro en este pueblo, la ganadería ocupó  en la mayoría de las familias el segundo sistema y suele estar ligada y compartida con la agricultura.

 

Ganaderia Ovina

         El ganado ovino o lanar fue muy abundante en los orígenes de Viloria. A comienzos del siglo XI, ya se dice que la familia de Santo Domingo poseía grandes rebaños de ovejas.

         El pastoreo de tipo estante (que pasa todo el año en las mismas tierras) ha estado siempre ligado a la agricultura. Las tierras que se dejaban  de barbecho o erias, servían de pasto para las ovejas; el estiércol o basura de ellas era un buen fertilizante para los campos, con lo cual todo se aprovechaba.

         Los pastores sacaban cada mañana los rebaños a pastar y los cerraban en los corrales al anochecer. Si el tiempo no permitía sacarlos, los alimentaban en los corrales con hierba, paja, grano, etc. que lo almacenaban durante el verano.

         En la actualidad no existe esta clase de ganado, aunque las tierras de este pueblo sirven para que pasten rebaños de pueblos próximos.

 

Ganado Vacuno y Equino

        Estas dos clases de ganado se empleaban, generalmente, para las labores del campo tales como la siembra y la recolección de todos los productos.

         El porcentaje de equinos era el doble que el de vacunos, predominando entre los primeros el mular, aunque también había algún caballo y asnos para trabajos menores.

         Dentro de los vacunos, era frecuente en muchas familias que dispusieran de una vaca lechera cuya producción se empleaba para consumo de las propias familias y a veces de algún vecino.

         Cada agricultor contaba con una “yunta” o pareja, aunque los más pudientes disponían de una y media o dos.

         Después del verano, a estos animales también se les sacaba a pastar, cuya labor corría a cargo de los más jóvenes de la casa cuando salían de la escuela.

         La mecanización del campo hizo que desaparecieran estas clases de animales quedando únicamente algunas vacas lecheras.

 

Ganado Porcino

         Antes, cada vecino tenía unos pocos cerdos, cuya cría tenía como fin principal el consumo familiar durante todo el año y el resto lo vendian.

         Una de las labores de los muchachos era traer berzas, buscar hoja y ortigas, acarrear agua, etc. para su alimentación. También se encargaban de traer paja para sacar “las camas”. Este trabajo lo realizaban al salir de la escuela, pero como a muchos les gustaba  más jugar al fútbol, lo olvidaban con frecuencia  y eso les costaba algún coscorrón y pequeños castigos.

 

   

         Pero no todo era trabajo, también existía una fiesta, el día de la matanza del cerdo. Se juntaban las familias en casa de quien mataba, desayunaban anís (los mayores) con galletas y luego comenzaba esa antiquísima  tradición.

         Se sacaba el cerdo de la pocilga, donde antes pasó su mejor época, pues le daban una alimentación extra para que engordara bien, lo aproximaban a la banca y cuando estaba todo a punto uno le clavaba el gancho en la barbilla, mientras los demás lo echavan encima de la banca y lo sujetaban fuertemente de las patas y el rabo.

         Entonces, el matarife introducía un cuchillo de grandes dimensiones en su  cuello. La sangre comenzaba a manar a borbotones y caía en un barreño mientras una mujer le daba vueltas continuamente en su interior. Esta sangre era luego utilizada para hacer morcillas.

         Una vez muerto, lo sacaban a la calle y lo chamurraban, luego se limpiaba y se troceaba según el gusto del propietario, ya que se podían  dejar los jamones, la tira y las costillas por parte o bien dejar sólo el costillar y picar el resto para hacer chorizos.